viernes, 13 de mayo de 2011

Lisboa, sabor añejo.

Lisboa es una ciudad que tiene un sabor añejo, tiene un toque decadente que la hace especial y única. Un aire a pasado, a ciudad anclada en el tiempo que hace que nos hipnotice y nos enamore. Da igual que sus calles empedradas sean dificiles de transitar, que sus empinadas cuestas obliguen a más de uno a maldecir o que sus aceras recuerden a épocas pasadas. Da igual si vas con amigos, con tu pareja o con dos niños de 20 meses, como es mi caso. Lisboa enamora por igual a todo el mundo.  

Lisboa desde nuestra habitación
 
Y a nosotros, a pesar de que visitarla con niños se hace más dificil, nos ha encantado. Pero más de una vez he pensado el porqué de la nula accesibilidad de esta ciudad. Deberían mejorar mucho en este aspecto ya que hay gente con movilidad reducida, personas mayores, o familias con niños pequeños que en esta ciudad lo van a pasar mal. Si queréis saber más sobre viajes y movilidad reducida pasaros por Viajeros sin límite, una estupenda web donde encontrar todo sobre turismo accesible y recomendaciones viajeras.

Elevador Da Gloria


Llegar a lisboa en coche ha sido bien fácil ya que cruzando uno de los dos puentes, el Vasco de Gama o el 25 de Abril  ( peaje 1,45 euros), se llega a la ciudad. Por este último se llega muy fácil a la Plaza del Marqués de Pombal, la zona de nuestro hotel.
Plaza del Marqués de Pombal

El Vasco de Gama desde el Barrio Alto

Después de preguntar vía email a varios hoteles sobre la amplitud de las habitaciones ( necesito bastante espacio), nos hemos decidido por el Hotel Tiara Park Atlantic, situado junto a la Plaza Marqués de Pombal y del Parque Eduardo VII, zona moderna de Lisboa y poca distancia del bullicioso centro. Es un 5 estrellas en toda regla y no es barato pero con los niños no me gusta arriesgar.Sin duda uno de los mejores hoteles en los que me alojado y ofrece una buena relación calidad.precio. Os resumo un poco:

El hotel es una maravilla, desde su personal hasta sus  impecables instalaciones o su impoluta limpieza. La habitación, sin ser muy grande, ha sido suficiente. Tiene unas vistas espectaculares de Lisboa y un baño completísimo y lleno de detalles.


Y del desayuno buffet sólo puedo deciros que es uno de los mejores que he probado en mi vida.
La situación es buena y se está muy tranquilo, no muy lejos del bullicio de los barrios típicos lisboetas.
Lo que menos me ha gustado ha sido el precio del parking y de las copas en su elegante bar. Supongo que las cinco estrellas hay que pagarlas...






¡ Un desayuno buffet espectacular!
 BAIXA

Nada mejor al llegar al destino que andar un poco para ir conociendo la ciudad. Nosotros decidimos bajar tranquilamente la bonita y animada Avenida de Liberdade, arteria principal de la ciudad hasta llegar a la zona conocida como Baixa, que acaba en el río Tajo.
En este bulevar, lleno de árboles y jardines, se encuentra el centro financiero de Lisboa con  imponentes edificios, oficinas, grandes hoteles y algunas de las tiendas más lujosas de la ciudad ( para que os hagáis un idea, una especie de Campos Elíseos o Castellana pero de algo más de 1 kilómetro de longitud).


Avenida Liberdade

Al terminar esta avenida llegamos al casco histórico y una de las zonas más concurridas de lisboa, la Baixa. Entre colinas encontramos calles rectas y cuadriculadas, que fueron reconstruidas tras el terremoto que en  1755 asoló la ciudad. Aquí es fácil moverse, no hay empinadas cuestas, ni callejuelas estrechas y es donde más relajado he ido con los niños. Hay  mucho comercio, restaurantes y miles de turistas que pasean por sus calles.
Entre los rincones más siginificativos de la Baixa encontramos amplias plazas coronadas por grandes estatuas y una de las imprescindibles es la bonita Plaza do Rossio, una de las más importantes de la ciudad y de las más visitadas. En esta antigua plaza en el corazón de la Baixa encontramos la estatua de Pedro IV, la bella estación de Rossio o el Teatro Nacional de Doña María II, entre sus atracciones más destacadas.


Plaza do Rossio, el corazón de la Baixa

De las más impresionantes es sin duda la Plaza do Comercio, junto al Tajo y que une la ciudad con el mar. Es grandiosa y luminosa, dando a entender al que llegaba por mar la importancia de la ciudad que se iba a encontrar. En el centro encontramos la estatua central, de José I a caballo.

La inmensa Plaza do Comercio


Al norte de la plaza encontramos el monumental arco de triumfo, con el que empieza La Baixa y su lugar más animado, la Rua Augusta, la calle principal, llena de vida y comercios. La podríamos comparar con las calles peatonales y comerciales de las principales ciudades españolas.
Otro rincón bonito es la Plaza de Figueira, antiguo mercado de la ciduad y con unas preciosas vistas del Castillo de San Jorge y de el barrio de Alfama, o la Plaza de Restauradores, donde desemboca la Avenida de la Liberdade.


Vistas de la Alfama desde Plaza Figueira


Y otra calle que hay que ver es la rua de Santa justa, donde podemos encontrar el elevador más famoso de la ciudad, el elevador de Santa Justa, de 45 metros metros de hierro forjado que te lleva en un pis plas a la Plaza do Carmo, en el barrio de Chiado. Fue diseñado hace más de 100 años por un ingeniero que dicen fue discípulo de Eiffel, y hoy en día es una de las atracciones principales de Lisboa. Os aviso que  hay largas colas para subir que colapsan la acera de la calle.  


Elevador de Santa Justa

Otro curioso elevador que si tuve la suerte de probar fue el elevador Da Gloria, un curioso tranvía que te transporta de la Baixa al barrio alto por una cuesta más empinada que el everest. Por tres euros tienes derecho a un billete de ida y vuelta y te ahorras sofocones y sudores.

Ya culinariamente hablando, sabéis que me encanta probar cosas nuevas cuando viajo y con la gastronomía local disfruto de lo lindo. Ese día comimos en la Baixa, un balacao Grillao ( a la brasa, no confundir con el bacalao a brass, que viene revuelto con huevo), bastante bueno y brocheta de calamares, pasable, pero me hubiera gustado salirme un poco más de tanto restaurante turístico. Que me agobien para entrar a un restaurante no lo soporto. No pudo ser, ya que los niños mandan en los viajes y hubo que parar sí o sí. Después hubó café en la plaza da Figueira admirando el Castillo de San Joge y a una hora prudencial de vuelta al hotel para cenar por los alreddores. Esta vez probé la picanha, estupendo plato con ternera, arroz, patatas y ensalada. Sin duda uno de los puntos fuertes de Lisboa es su estupenda gastronomía y seguro que váis a salir satisfechos con su calidad y precio. 



El día no dió para más. Bueno sí, para ver una final de Copa del Rey en el acogedor bar del hotel cuyo resultado todos sabemos. Y para el día siguiente nos esperan los barrios de Belem y Alfama. De momento Lisboa no me está defraudando.

Más información y fotos en mis cuentas de Facebook y Twitter

26 comentarios:

Paco Piniella dijo...

Un amigo mio decía que cada vez que se enamoraba de una mujer lo primero que hacía era llevársela a Lisboa.El pobre murió, era un enamorado de la propia ciudad.

¡Qué rollo con blogger me han borrado una entrada y comentarios!

Trizbeth dijo...

Qué maravilla Fran recordar todo esto! A mi Lisboa me encantó, eso si ahora que lo mencionas en transportes y movilidad no era muy moderna, pero es una ciudad preciosísima que me dejó ganas de volver! Gracias por tus detalles y narraciones, siempre útiles y buenas! Qué lo sigan disfrutando!
Abrazos,
Bea

cincuentones dijo...

Que preciosa es Lisboa, una ciudad que nos queda pendiente para ser visitada.
Disfruta de Cantabria, nosotros no hace mucho que estuvimos en Cantabria y el País Vasco.

Nosotros, como Paco Piniella, también hemos tenido problemas con blogger.

Saludos.

GUSPLANET dijo...

Hola Fran: muy linda tú entrada sobre el famoso viaje a Lisboa, tus descripciones son muy precisas y las fotografías así lo demuestran ... Qué curioso no? La habitación de vuestro hotel, el baño, el buffet, etc. se parece a todas las habitaciones de hoteles, a todos los baños de hoteles... qué curioso éste mundo!

Kikas dijo...

Ya ves, los niños son capaces de viajar...se portan bien, te puedes adaptar, y no renuncias a demasiadas cosas
Si hasta que no te pones no tienes la seguridad...
;-)

Bleid dijo...

completisima entrada Fran
todo el mundo habla maravillas de Lisboa y es que parece una ciudad muy interesante

un abrazo

José Carlos DS dijo...

Pues no estuvo mal el día, siempre me ha gustado el puente de Vasco de Gama y la plaza del Comercio.

No podía faltar una visita al elevador de Santa Justa, cuando lo ves piensas que queda un poco raro en medio del barrio XD

Muy buena pinta el hotel, la siguiente entrada Belem y Alfama, mola :D

Saludos!!! ;)

Fran dijo...

Efectivamente Paco, Lisboa es preciosa y enamora a cualquiera. Espero que blogger haya arreglado tu problema ya verdad??
Un saludo

Fran dijo...

Hola Bea, pues Lisboa sigue estando igual en transportes y movilidad. Sería perfecta si mejorar un poco en este sentido.
Un abrazo

Fran dijo...

Hola cincuentones,os recomiendo visitar este ciudad que la tenemos muy cerquita!!! Vaya historia con blogger no?? me ha pillado en el blogtrip pero por suerte no me ha afectado.
un saludo

Fran dijo...

jaja Gus, gracias por tus palabras, Lisboa es una maravilla, sin duda.
Si que vivimos en un mundo curioso,los hoteles tienen esto, camas, baños, desayunos... podían cambiar un poco vedad??
Un saludo

Fran dijo...

Este viaje me ha animado kikas, sin duda. Hasta yo me esperaba algo peor. Es cierto que algunas cosas dejé de ver como tu recomendación en Sr. Fado, me hubiera encantado!!!
Un saludo

Fran dijo...

Que tal Bleid, genial ciudad Lisboa. Apúnntala en tu lista de viajes pendientes....
Un abrazo

Fran dijo...

Hola Jose Carlos DS, La plaza de comercio me pareció grandiosa, al igual que el Vasco de Gama.Como sabes, Lisboa tiene lugares realmente sorprendentes.
Un saludo

Xipo dijo...

Mira macho, precisamente estoy mirandome Portugal para este verano.... así que me viene esto como anillo al dedo...

Un abrazo!!

machbel dijo...

Como te cuidas, con 5* y todo :D. Lisboa es una ciudad peculiar, no parece la capital de un pais europeo, aunque tiene un encanto único.
A ver que nos cuentas de los siguientes dias.

el viajero impresionista dijo...

Hola Fran. Verás como tus niños captan Lisboa y de mayores deciden volver.

Del ascensor de Santa Justa me impresionó todo el interior. No sólo subes en altura sino que viajas en el tiempo. Saludos.

viajesdeprimera dijo...

Leyéndote nos ha entrado el mono de volver a perdernos por Lisboa

Saludos,

Fran dijo...

Bueno Xipo, ya tienes un destino cercano y muy recomendable. No te arrepentirás si vas a Portugal.
Saludos

Fran dijo...

Hola Machbel, no creas que siempre voy a estos hoteles, pero esta vez sí me di un lujo( de hecho este verano iré de albergues, yo me adapto a todo). Como dices lisboa tiene un encanto especial que la hace única.
Un saludo

Fran dijo...

Hola viajero, eso espero, que viajen y conozcan el mundo que les rodea. Una pena que me cerraran el elevador después de esperar 30 minutos de cola......me quedé con las ganas.
Un saludo

Fran dijo...

Muchas gracias viajesdeprimera, lo mismo me ocurre a mí cuando os leo a vosotros....
Saludos

M.C. dijo...

En verdad en Portugal se come de genial y más barato que en España. A pesar de todo os cundió bastante el día, no?
Y había cola en el elevador de Santa Justa? Yo cuando fui no tuve que esperar colas para subir. Supongo que el hecho de que yo no fui en temporada alta ayudó.
Saludos

Fran dijo...

Hola M.C, la comida en Portugal es uno de sus fuertes, a mi me encanta!!. Y del elevador que te voy a decir, muchas colas, yo con carrito doble.. y cuando intento subir solo, me lo cierran!!Me quedé con las ganas.
Un saludo!!

El Guisante Verde Project dijo...

Hola Fran!
Es cierto que Lisboa enamora, o al menos así nos ocurrió a nosotros! Leyendote parece que el tiempo no ha pasado desde nuestra última visita, y ya tenemos ganas de volver!

Un abrazo!

Roberto

Fran dijo...

Roberto, a mi me ha entusiasmado Lisboa y creo que a todo el que vaya le tiene que gustar. Y eso que con los niños no he visto muchas de tus sugerencias. Pero las tengo guardadas para la próxima!!
Un Abrazo.