miércoles, 15 de junio de 2011

Cantabria es infinita y gastronómica

Para terminar las entradas sobre nuestro blogtrip a Cantabria  voy a hablaros sobre su gastronomía. Sino habéis comido aún os advierto que este post puede herir sensibilidades. Os podéis imaginar como nos han tratado en estos 4 días de viaje: simplemente genial. La gastronomía tiene un papel muy importante en esta tierra y os puedo asegurar no os defraudará.  

Entrada al restaurante Sixtina

Nos han llevado a una variedad de buenos restaurantes para que probásemos lo más selecto de la gastronomía cantabra y creo que a todos nos ha cautivado. De hecho nos ha gustado tanto que algunos hemos tenido que hacer dieta después de estos días de buenas comilonas. Felicitar desde aquí a la organización por la elección de estos restaurantes. Un acierto total.
Voy con los locales que hemos visitado por orden cronológico y haciendo un resumen. ( Si queréis más detalles podéis visitar mi blog gastronómico, viajaycome).    

Restaurante Hotel Balneario de Solares

Para empezar nuestro recorrido culinario nos estrenamos en el restaurante de este bonito hotel balneario. La verdad es que la comida fue una sorpresa, ya que no esperaba tanta calidad y tan buena presentación de platos en un restaurante de hotel, a pesar de ser un 4 estrellas.
Para abrir boca una ensalada de foie y pasas con tartar de patata e ibéricos. Después milhojas de queso de cabra y ternera y un arroz negro con langostino y chipirón realmente bueno. Para terminar el menú degustación un confit de pato en salsa de vino, que aunque no es mi fuerte, he de reconocer que me sorprendió. Y de postre un brownie con helado de mandarina delicioso.
Cené de maravilla, la verdad, y me dí cuenta lo bien que se lo iban a pasar mis papilas gustativas durante estos días.






Restaurante Tonino, Santander

Para almorzar nos llevaron a este conocido restaurante ubicado en un barrio de Santander, Barrio La Torre nº 86. Tlf. 942320182.  Sus especialidades son los pescados y mariscos recién recogidos del cantábrico por lo que la calidad del producto está fuera de toda duda. Acuden a él muchos famosos de la zona y de todo el país y sus fotos están repartidas por  todo el local.  
Cuenta con varios salones decorados, como no podía ser menos, en estilo marinero y una amplia terraza donde disfrutamos de un espléndido almuerzo a base de especialidades de pescados y mariscos.
Para abrir boca  nos deleitaron desde el aula del vino con una mini cata de vinos de la tierra (Casona Micaela y Lusía ). Sorprende ver como se están haciendo esfuerzos en recuperar la cultura del vino en Cantabria.
Para empezar y como no podía ser de otra manera, unas anchoas y boquerones en vinagre que sabía no podían faltar. Excelentes. Hasta el tomate de acompañante sabía a tomate de verdad ( ¡¡Que pena tener que recordar el sabor y olor del tomate de toda la vida!!).



Al poco unas excelentes rabas de calamar rebozadas que estaban muy conseguidas y muy tiernas. Un plato muy simple pero de excelente sabor. Después unas navajas a la plancha de las que no tengo queja alguna. Me gustaron pero quizás como las pruebo a menudo no les hice mucha fiesta. Y como plato principal un machote a la plancha con patatas, fresquísimo, jugoso y hecho en su punto, al que quizás le sobraban algunos ajos fritos. Pero estaba igualmente delicioso y lo disfruté de verdad.



Y para terminar tuve el placer de probar uno de los flanes más deliciosos que he probado nunca, el flan pasiego: dulce, cremoso y un sabor que nunca antes había probado. Un 10 para la ejecución de este flan. El mejor postre de mi viaje.
Sin duda Tonino es un gran lugar para probar la gastronomía marinera de esta tierra.




Restaurante Sixtina, Santander

Para mi gusto una de los mejores experiencias culinarias del viaje. Ubicado en pleno centro de Santander, en calle del Sol 47( 942 21 95 95 ) y muy próximo a la zona de marcha de la ciudad. Es un local es pequeño y con una decoración genial a base de pinturas en el techo, cocina a la vista ( como debe ser), servico eficiente y dueños amabilísimos. Como anécdota decir que uno de sus hijos está actualmente trabajando en el restaurante Noma, en Copenhage, considerado el mejor restaurante del mundo ( y en algo debe influir).

Arroz cremoso con crujiente de cigala

El menú desgustación que nos prepararon fue para enmarcar y tengo que deciros que mi sentido del gusto disfrutó de lo lindo con los sabores de este local: croquetas de jamón caseras de las de antes ( alguna vez he dicho que las croquetas son el termómetro de un restaurante), un  gazpacho de tomate y fresas que me pareció un acierto total, una ensalada de foie con frutos secos y tomate seco exquisita de sabor.

También un arroz cremoso con cigala rebozada en pan de almendra que me entusiasmó y un rape con almejas y unas tiernas y sabrosísimas alcachofas. Como último plato del menú desgustación un pequeño (de tamaño, pero grande en su ejecución) steak tartar que me dejó extasiado.Y de postre Chocolate negro con helado de naranja, casi nada.





Si vas a Santander tienes que probar este excelente local. Un 10 en toda regla por calidad, presentación de los platos, sabor y atención.     


Restaurante Boga Boga, San Vicente de la Barquera

San Vicente de la Barquera ofrece multitud de restaurantes de calidad donde comer marisco y pescado  fresco y este restaurante es uno de los más afamados de la zona.

Está situado en la Plaza Jose Antonio Nº 9 Tel: 942 710 150, es bastante amplio y tiene varios salones.
Para ir abriendo boca nos traen unas sabrosísimas nécoras cocidas y bien grandes. Después una magníficas  rabas de calamar, unos boquerones o bocartes abiertos y un excelente pisto baquereño que me sorprendió ya que nunca antes lo había probado. Este plato típico de San Vicente de la Barquera lleva bonito, pimiento, cebolla, calabacín y huevo. Os recomiendo que probéis esta especialidad si andáis por la zona.




Pisto Baquereño

Y ya con los estómagos casi llenos nos traen una parrillada de pescado a la plancha de muy señor  mío: rodaballo, merluza, lenguado y cabracho. El punto que le dieron al pescado era fantástico y comimos lo que pudimos ya que había que hacer hueco al postre. Y aquí no se andan con chiquitas: ¡pudding de flan con profiteroles. Si no reventé fue de milagro!



Sin duda una de las comidas más abundantes y exquisitas del viaje. Por favor si vaís a San Vicente, probad este sitio que es genial.

Restaurante Bodega del Riojano, Santander

Calle Río de la Pila, 5 Tlf. : 942216750
En pleno centro de Santander y junto a la zona de marcha se encuentra este local de comida tradicional sencilla y sin florituras donde cenamos una noche. El local me sorprendió gratamente por su amplitud, decoración rustica y buen ambiente. Cuenta con amplios bancos de madera con enormes cojines y el toque colorista lo ponen muchas barricas repartidas por el local, pintadas por diferentes artistas. ¡Original sí que es! Y muy concurrido ya que no paraba de entrar gente al restaurante.

He de decir que esperaba más del sitio o quizás el listón estaba muy alto con Sixtina. De todos modos la comida estuvo muy bien y fue abundante (quizás demasiado clásica y previsible).
Para empezar jamón ibérico y  pulpo a la gallega que se voló en unos segundos y es que los bloggers gastamos mucha hambre... Después pescado ( creo que merluza ) en salsa con almejas y gambas que me gustó bastante y para acabar, un solomillo de ternera con patatas y pimiento que degusté con satisfacción.




Y de postre una milhoja que me pareció algo dura y difícil de digerir. En fín, todo no me tiene porque gustar y la sinceridad es lo primero. He de decir que hubo compañeros que les encantó el poste, lo cual indica que sobre gustos no hay nada escrito.

Nos fuimos del local llenos hasta los topes (otra vez) y con la sensación de haber cenado en un local muy bien montado pero al que le falta un algo para ser del todo especial. Aún así, es un lugar muy recomendable para comer por Santander.


Restaurante Casa Nacho, Ruente

Camino de los Picos de Europa y en pleno Valle del Saja, concretamente en Ruente (calle Ruente nº 1, Teléfono: 942 70 91 65) podemos encontrar esta maravilla de restaurante ubicado en una gran casona de piedra. A pie de carretera,  el local está recomendado por las guías Michelín, Repsol y Campsa y ofrece cocina clásica y tradicional Cántabra con unas materias primas de altísima calidad. La verdad es que escuchar sevillanas al entrar y ver una hombre cortando jamón de pata negra me asombró y es que Nacho, su dueño, es sevillano.


Setas perrochico con huevo

En el comedor decorado en forma rústica tuvimos la suerte de probar algunos exquisitos platos locales como un excelente Cocido Montañes, con su correspondiente acompañamiento de morcilla, tocino, panceta y chorizo. Calorífico y que levanta al más pintado. También nos trajeron unos crujientes y exquisitos torreznos de jabugo fritossetas perrochico con huevo frito, un jamón ibérico de aupa y para terminar un solomillo de ternera tudanca ( variedad de ternera cántabra muy solicitada) que se deshacía en la boca. Tremenda esta carne.





Y para rematar la faena, una torrija con  mermelada de naranja y chocolate que hizo las delicias de los más dulceros.
Me fui de Casa Nacho con la sensación de haber probado exquisitos platos y haber recibido un servicio impecable y amabilísimo. Repetiré con más tranquilidad cuando vuelva a Cantabria porque merece mucho la pena.  



Ni que decir tiene que esa noche no cené y los días posteriores al viaje me los he tomado muy relajados, culinariamente hablando...  

No hubo tiempo para más y tuvimos que marchar para el aeropuerto ya que acababa nuestra andadura por esta maravillosa tierra Cántabra.
Este blogtrip ha sido una experiencia fascinante en todos los sentidos y quiero agradecer de nuevo al Gobierno de Cantabria y a Open Comunicación por la oportunidad que se me ha brindado de conocer gente maravillosa y de redescubrir esta genial tierra.

Ahora sé porqué Cantabria es infinita. ¡¡ No tardéis en descubrirlo!!

Para saber más sobre mis viajes: Facebook, Twitter, Flickr y Youtube

15 comentarios:

el viajero impresionista dijo...

Todavía me relamo pensando en la comida, del primer al último día.

Bleid dijo...

Acabo de cenar y vuelvo a tener ganas de comer jejeje
buena entrada , las gastronomicas me chiflan
un abrazo

Dany dijo...

Fran, menos mal que acabo de cenar jejeje. Como os cuidaron de bien, así se tiene que ver mejor todavía un blogtrip, no? :D
Saludos!

Trizbeth dijo...

Hola Fran!! Me parece que ha sido un blogtrip bien aprovechado y del que nos hemos beneficiado todos! Para muestra un botón y estas fotos lo dicen todo! Graciassss, excelente trabajo!!

P.S. No sé si te dije en mi comentario anterior q tenía un cuestionario en mi blog, sé que no va con tus blogs de viaje/restaurantes pero por si acaso te animas lo copias y cuelgas jeje, un beso enorme, es simpre un placer pasar por aquiii!
Bea

Xipo dijo...

Mmmmm..... se me hace la boca agua.... !Cómo estaba la cena del Sixtina....!!!! Arrrggg...!!!

Un saludo figura!!

M.Eugenia dijo...

Est no se hace, quee stoy en plena operación bikini y a este paso me voy a comer la pantalla. Que delicioso se ve todo.
Saludos

Kikas dijo...

Joder, tio
Menudo ataque
¿De almax como vas?

M.C. dijo...

¡¡¡Ayy qué hambre me ha entrado al leer esta entrada!!! ¡¡Si es que en Cantabria, bueno, como en todo el norte, se come de rechupete!! ¡Menos mal que no vivo en esa zona, porque sino, sería imposible hacer dieta! jejeje

Fran dijo...

Hola Viajero, recuerdo estas comilonas y más ganas me entran de repetir por Cantabria.que rico todo!

Hola Bleid, las entradas gastronómicas son mi predilección ( ya sabes que tengo otro blog de gastronomía) pero me dan muchaaaa hambre.

Dany, con el estómago bien lleno cambia hasta el humor. Imagínate comiendo como los ángeles...

Gracias Trizbeth, la verdad es que no me puedo quejar!! Nos han llevado a sitios espectaculares!

Estoy contigo Xipo, Sixtina me enamoró!!Pero los demás eran muy buenos tb.

M. Eugenia, siento venir yo a ponerte los dientes largos. Pégate un homenaje y que espere la operación bikini!!

Kikas, almax y ENO, mis inseparables compañeros de viaje. Pero no creas, no tengo "mucho saque", pero disfuto una barbaridad.

M.C, ¡¡Como se come en el Norte!! y en el sur, y en el centro, este, oeste... y en toda España carajo!!

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios. Me voy a tener que especializar en entradas viajo-gastronómicas!!

Helena dijo...

Creo que gastronómicamente entramos en el paraiso, jejeje.
Un genial resumen de todos los restaurantes visitados. No podría quedarme con uno sólo...
Saludos

Fran dijo...

Hola Helena, hemos comido de maravilla en Cantabria. Ya tengo ganas de repetir para vovler a disfrutar de su gastronomía. Muchas gracias
Saludos

cincuentones dijo...

Vaya platos !!! Que envidia poder degustarlos.
Saludos

Fran dijo...

Cincuentones, no veas como nos trataron!!! Todavía recuerdo esas comidas y me emociono!!!
Un saludo

El Guisante Verde Project dijo...

Jo, y todavía hay quien dice que chulo es ser bloguer de viajes..., y el trabajo que da comerse todo esto ¿eh?, :DDD

Sin duda toda una demostración de la cultura gastronómica de Cantabria.

Un abrazo!
Roberto

Fran dijo...

Guisantes, ser blogger de viajes es muy sacrificado, aunque la gente no lo crea. Y como bien dices, comerse todo esto en 3 días sin reventar tiene un mérito tremendo!!
Espero hacer pronto una entrada parecida con la gran gastronomía Vasca!!
Un saludo